ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Publicar nuevo tema   Responder al temaComparte | 
 

 Final de Adanel: Seis cuervos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Agadhi
Personaje


Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 27/11/2013
Localización : Afueras de Tharbad.

MensajeTema: Final de Adanel: Seis cuervos   Lun Abr 07, 2014 12:17 pm





Noche.

El firmamento nocturno salpicado por miles de estrellas coronaban las copas de los árboles pertenecientes a un bosque. Un bosque por todos conocidos allá en la Tierra Media. El bosque Negro.

En ese lugar, en un claro alejado que sólo los mejores exploradores conocían, había dos figuras femeninas y un hermoso lago que ahora danzaba mientras la luna iluminaba su sinuoso ondear, como si de una caricia se tratara, como si formara parte de la música que las manos inquietas de una elfa hacía sonar. Una que portaba una hermosa y larga cabellera del color de la tierra y una que había perdido tanto su melena como el fulgor de sus ojos por obra de la oscuridad. Sólo sombra existía donde antaño hubo luz.

La mano de Adanel se deslizó sinuosamente sobre las cuerdas de un arpa élfica con suavidad, como si con ella acariciara los pétalos de uno de los lírios que coronaban su cabeza, la cual, antes portaba una hermosa cabellera castaña. Ésta, al igual que la luz de sus ojos color esmeralda, se perdieron a merced de la oscuridad.

Hermana... no sé si podré. -
¿Qué te dije? No hay mejor forma que utilizar la música como forma de expresión. Ella te liberará. Ella te hará encontrar la paz.
Está bien.

Su mano siguió rasgando las cuerdas del arpa mientras hablaba, y, en ocasiones, entonaba alguna rima.

Todo empezó con un pergamino, una misiva. Algo ahora sumamente insignificante si lo comparamos con todo lo acontecido. Llegué a una ciudad extraña de gentes extrañas que hacían cola para pagar y entrar en la misma. ¡Había que pagar para entrar en una ciudad? ¿Dónde se había visto eso? Esgaroth era. - hizo una breve pausa- Sí... podría decirse que con esa misiva, la cual probablemente se haya perdido en mitad de una marea de pergaminos que caerán en el olvido, fue el comienzo de lo que marcaría mi inmortalidad por siempre. Allí, el viento me lo arrebató y por obra del destino, dos figuras  lo recogieron. Uno era un elfo musculoso de extraño carácter pero gran corazón y otro, un pequeño Hobbit. Era la primera vez que veía un mediano, la inocencia que irradiaban sus ojos era conmovedora. Más tarde, descubrimos que tanto Caranthir como yo poseíamos un nexo común: Carahil. Su abuelo y mi maestro. Nuestro objetivo era el mismo, de hecho nos dirigíamos a la misma casa. Allí, había una hermosa mujer que tocaba el arpa y... él. Quizá la persona más fascinante que había conocido nunca: Anduné. Sus cabellos, al igual que su espíritu, brillaban como la luz del sol: la luz de Anar. -Hizo una breve pausa y miró el cielo- O Isil. Su fulgor es más hermoso... Isil. Pese que para muchos su pelo era rubio, para mí en ocasiones parecía color plata, pues él era todo luz para mí.
Nos habían convocado para una importante misión: rescatar a una joven que se hallaba en manos de la sombra. Entonces no entendía muy bien a qué se referían pero de pronto, un hermoso sonido de laúd acalló al arpa y una hermosa canción que parecía prohibida, despertó la ira  de  los presentes y nos pidieron que nos encargáramos de ello. Se trataba de Sigfrido el alegre, el cual también por circunstancias del destino, acabó uniéndose a la causa.  -derramó una lágrima- Hermana, lo siento, esto es difícil. Sólo de pensar en esa isla y... su cuerpo inerte... Isilme era su nombre. Aun tengo su imagen clavada en el corazón como un espino. Esto es importante porque allí aprendimos algo: debíamos actuar como un grupo, no de manera individualista.
Carahil... esa mirada, gélida y llena de sabiduría, se clavó sobre mis ojos. Jamás perderé ese mensaje, ese cruce. Esa lección que nunca olvidé. Que nunca olvidamos.

Lo estás haciendo bien... continúa.

Más tarde... bueno. Fuimos manipulados por la sombra una y otra vez. Fuimos títeres. Sí: robamos unos documentos que pusieron en peligro a un hombre inocente, envenenamos una ciudad...
Sí...- Sonrió. -Siempre tan perspicaz. Veo que tus amigos tampoco cumplían esa virtud. Bueno... Anduné sí. A ver cuando vuelves a traértelo, me pareció muy agradable.
Lo haré. Como iba diciendo. -Carraspeó. - Robamos unos documentos que más tarde tuvimos que recuperar con el fin de salvar al susodicho. Luego, tuvimos que rescatar a una niña tan hermosa como inquieta. Su hija. Pese a que fue difícil, lo conseguimos precisamente porque tomamos el mismo consejo de Carahil: actuamos como un equipo. La lucha culminó con ese rayo de esperanza que te menté anteriormente: Sigfrido el alegre. Un juglar que rara vez había empuñado un arma, hizo un tajo mortífero al anillo que tantos problemas nos había causado y con ello, liberó de la pesadilla a quien había sido manipulada por la misma. A decir verdad, fue entonces cuando mi corazón empezó a oscurecerse... cuando el fulgor de mis ojos, comenzó a apagarse.
Luego vino todo el asunto del  veneno que creíamos que era un antídoto. Y... bueno, hablando de luces y sombras: no te he hablado del aquel realmente representó una gran inspiración para mi corazón: Eored. Un rohirim que además de salvar a la niña, tenía una virtud poderosa: la ignorancia. Su ignorancia daba fuerza a otro poder: el del coraje, la honestidad y el valor para encararse a toda clase de adversidad. Fue quien arrojó luz en los momentos más oscuros y quien, en más de una ocasión, demostró ser digno de estas palabras. De hecho, le debo la vida. De no ser por él... -suspiró- yo ahora no estaría aquí. Anduné tampoco. Sacrificó su vida con el fin de salvarnos a los dos, pues ninguno quedó atrás.  Pero... -suspira nuevamente.- Esa es la parte de la historia que prefiero no contar. Al menos no ahora.
Tras el incidente del veneno, fuimos a la guerra y los valar nos sonrieron, pues vencimos contra todo pronóstico. Tras lo cual, descubrimos que aquello no había sido más que un engaño de la sombra, pues la verdadera batalla, se encontraba en el brezal seco. En una torre que nadie había visitado desde hacía mucho. Y... -se llevó el corazón al pecho.- Como he dicho antes, no puedo hablar de ello, aun me duele por dentro pensar en su pérdida. No vi como cayeron, pero pude escuchar sus alaridos de dolor. El sacrifico de Caranthir, la entereza de aquel hobbit que tanto conmovía con su inocencia y la alegría de sigfrido ahogada en un mar de lágrimas. No... no puedo seguir, hermana. - Derramó otra lágrima y se llevó la mano a la cabeza.- Aun... -alzó una mano- siento como si la sombra con una mano negra de garras punzantes sostuviera mi corazón palpitante, aun lleno de vida y lo fuerza estrujando por libre albedrío. Lupdup, lupdup, lupdup. Duele.


Pero bueno, no quiero hablar de cosas tristes ahora. No, aún no. -Se secó las lagrimas y cambió de registró. - ¿Eran estos los acordes?
Sí, Adanel.-
Pues como te he dicho, al menos no todos cayeron. -Miro alternativamente a dos sombras, dos figuras: la de Anduné y Eored, pues estos estaban allí, escuchando pacientemente. ¿O quizá era solo producto de su imaginación? Siempre tenía presentes a aquellas personas, pues fueron para ella las que más la marcaron. Las que intentaron rescatarla de su oscuridad. Aun así.. ellos, los caídos... jamás olvidaré sus rostros, sus sonrisas. El gran corazón de Caranthir, la inocencia de Hamfast y la alegría de Sigfrido.

Ahora, sólo quiero alejarme. Con todas esas riquezas haz lo que consideres, que ayuden a quien las necesite: que llegue una parte a las familias de los que cayeron conmigo: sobre todo a la de Sigfrido, que no dejaba de hablar de una deuda y un barco. ¿El arco? Me da igual. Murió... sí, murió porque para mí es como un recuerdo vivo, pereció cumpliendo con su cometido: acabar con la sombra como se hizo diez años atrás. Quiero correr, perderme entre estos frondosos bosques y como Anduné, aprender a escuchar: a deslizarme al ritmo de las aguas ahora bañadas por Isilmé, que quizá nos esté escuchando. Quiero sentir el mecer de las hojas impulsadas por una brisa primaveral, quiero ser música. Quiero fusionarme con esta canción, acallar la oscuridad, el vacío que habita en mi ser y, por fin, ser libre. Quiero mi paz espiritual, no deseo siquiera volver a empuñar un arma si no es para ayudar a quien lo necesite si no he masacrado esto que me carcome por dentro como un corazón palpitante. Entonces, solo entonces regresaré... buscaré a Anduné y, mirándole a los ojos, honestamente le susurraré: Tye malane.






---------------------------

Esto fue lo que intenté convertir en teatro ayer. Sé que me he saltado cosas y que no todas se corresponden, pero como dije, quise aunar la improvisación con algo escrito y dar aquella pequeña sorpresa a Miguel. Creo que se la merece después de la pedazo de partida que nos regaló a todos. Así que aquí va mi dedicación a este señor máster "cabrón", que pese a que me hace sufrir, me ha aportado muchísimas cosas positivas no sólo como director de juego, sino también como persona. Smile

Finalmente, mención especial a mis compañeros de mesa, sobre todo a Mai y Sergio puesto que disfruté muchísimo con sus historias. Personalmente, Sergio, me gustaría que siguieras escribiendo. Lo de ayer fue increíble. Un diez.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Galadhil Galborn
Admin
avatar

Mensajes : 654
Fecha de inscripción : 27/11/2013
Edad : 34
Localización : De camino a Arthedain

MensajeTema: Re: Final de Adanel: Seis cuervos   Lun Abr 07, 2014 1:16 pm

Espero esos dibujos terminados. Se que el de Adanel no fue el único que hiciste  Mad Mad 

_________________
~Nombre de PJ~ / ~Nombre de PNJ~ / ~Nombre importante~ / ~Nombre de Lugar~ / ~Nombre Geográfico~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://quintaedad.rpgboard.net
Agadhi
Personaje


Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 27/11/2013
Localización : Afueras de Tharbad.

MensajeTema: Re: Final de Adanel: Seis cuervos   Lun Abr 07, 2014 5:21 pm

Uf, es que son feísimos... XDDD

¡Y no me delates, que ellos no sabían nada de eso! D:
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Galadhil Galborn
Admin
avatar

Mensajes : 654
Fecha de inscripción : 27/11/2013
Edad : 34
Localización : De camino a Arthedain

MensajeTema: Re: Final de Adanel: Seis cuervos   Lun Abr 07, 2014 7:18 pm

Yo lo decía por el de Andúne que me enseñaste, no sabía nada más. °^°
Además, aún estoy esperando saber que pasó con Adanel después.

_________________
~Nombre de PJ~ / ~Nombre de PNJ~ / ~Nombre importante~ / ~Nombre de Lugar~ / ~Nombre Geográfico~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://quintaedad.rpgboard.net
Agadhi
Personaje


Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 27/11/2013
Localización : Afueras de Tharbad.

MensajeTema: Re: Final de Adanel: Seis cuervos   Lun Abr 07, 2014 7:41 pm

Intenté hacer al hobbit pero... ugh... Me tienes ue enseñar a hacer rostros que no sean femeninos.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Galadhil Galborn
Admin
avatar

Mensajes : 654
Fecha de inscripción : 27/11/2013
Edad : 34
Localización : De camino a Arthedain

MensajeTema: Re: Final de Adanel: Seis cuervos   Lun Abr 07, 2014 8:45 pm

Cuando termines los que empezaste y me digas lo que te propuse arriba.

_________________
~Nombre de PJ~ / ~Nombre de PNJ~ / ~Nombre importante~ / ~Nombre de Lugar~ / ~Nombre Geográfico~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://quintaedad.rpgboard.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Final de Adanel: Seis cuervos   

Volver arriba Ir abajo
 
Final de Adanel: Seis cuervos
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Ronda final votaciones Moc Oficial Tobduk
» Los Seis Jizo y los Sombreros de Paja
» El AC Milan pasa a cuartos de final de la Copa
» I Torneo Costa del Sol 2011/2012 FINAL EN DIRECTO
» Real Madrid vs Bayer Munich (Octavos de Final)

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
 :: Otras partidas :: El Anillo Único-
Publicar nuevo tema   Responder al temaCambiar a: